663 21 67 59

Atención al Cliente

Lun-Jue: 9:00 - 22:00
Viernes: 9:00 - 20:00

Lesiones más frecuentes en verano

En esta entrada vamos a presentarte las lesiones más frecuentes en verano y cuáles son las causas más comunes que las provocan.

Desde Wellblein, tu clínica de fisioterapia en Madrid, siempre recomendamos la actividad física como la mejor medicina para mantener la salud general de nuestro cuerpo; aunque también incidimos en la prevención como herramienta necesaria para que esta actividad física no suponga contratiempo de lesiones.

En estos meses de verano se da una serie de circunstancias que invitan al ejercicio físico: el tiempo libre por vacaciones, más horas de luz, el buen tiempo y, posiblemente, entornos diferentes para la práctica de actividades deportivas que no desarrollamos a lo largo del año.

No obstante, este aumento de la actividad física comporta también unos riesgos que queremos compartir contigo para evitar lesiones indeseadas.




Solicita tu sesión personalizada por vídeo conferencia
¡Desde casa, con tu fisioterapeuta en directo!

Sólo necesitas el espacio en casa para poder hacer la sesión y nosotros te guiamos para que puedas hacer un buen entrenamiento como si estuvieras en nuestro centro. Así podrás realizar, de manera regular, ejercicios de actividad física y control postural. ¡Pregúntanos por chat, teléfono o email y te informamos!



Los entornos 

Además de lo que nos aporta la ciudad como ámbito normal donde desarrollar la práctica deportiva, en la época estival podemos disfrutar de entornos diferentes, allí donde estemos de vacaciones. De esta manera, las lesiones más frecuente en verano suelen darse en los siguientes entornos:

  • La costa
    • La arena de la playa ofrece un lugar idóneo para la realización de bastantes actividades deportivas. Los deportes de pala, el voleibol, el fútbol, running, saltos y carreras constituyen una gran variedad para ejercitarnos. 
    • El agua del mar, las olas y el viento invitan a conocer prácticas deportivas que, lógicamente, comportan un riesgo y hay que dominar mínimamente. La natación en el mar, el esquí acuático y el surf en todas sus variantes pueden conllevar a lesiones serias si no existe una preparación y conocimiento previos.
  • La montaña: Quizás se corra más riesgo que con los deportes de playa, ya que la dificultad y el peligro pueden ser mayores. Deportes como la escalada o las rutas de bicicleta en montaña requieren de cierta instrucción. Incluso el running en la montaña provoca más lesiones que el de la playa, por lo irregular que es el terreno. 
  • La ciudad: Las piscinas representan también un alto grado de lesiones frecuentes en verano. Los saltos no entrenados y los esfuerzos a los que algunas partes de nuestro cuerpo no están acostumbradas acaban en lesiones. El abuso en la práctica de paddle y las grandes rutas de bicicleta también son actividades que provocan múltiples lesiones.

Las causas de las lesiones más frecuentes en verano

Tanto los entornos como el buen tiempo son una invitación a realizar actividad física. Aunque las lesiones más frecuentes en verano las sufren, por razones obvias, personas que no se ejercitan durante el año, también pueden aparecer en personas físicamente preparadas pero que desarrollan prácticas deportivas no habituales.

Por ello, entre las causas más comunes, destacamos:

  • El estado físico. Quizás, la falta de preparación física sea la causa más habitual, sobre todo en aquellas personas que llevan una vida, generalmente, sedentaria a causa del trabajo.
  • La falta de técnica y las imprudencias a la hora de realizar una actividad deportiva donde no se tiene preparación ni experiencia.
  • No realizar calentamientos previos origina, igualmente, una gran cantidad de lesiones. De esta manera, por ejemplo, los deportes realizados en la arena de la playa terminan con lesiones de esguinces y hombros. 
  • De la misma forma, el no realizar estiramientos tras la actividad física.
  • La inactividad hace que los sobreesfuerzos musculares acaben en tendinitis o roturas fibrilares.
  • Las caídas y golpes por saltos al agua, de forma inadecuada, también suelen producir contusiones y traumatismos, con lesiones en la columna vertebral y el cuello.
  • Los terrenos irregulares, incluida la arena, y la dureza del asfalto provocan lesiones articulares, lesiones en el tren inferior  y en los pies.
  • Determinados deportes requieren también una equipación especial. El no estar debidamente equipado implica estar desprotegido ante una técnica mal ejecutada.
  • Los golpes de calor por temperatura elevada y una hidratación suficiente puede que no causen lesiones físicas propiamente dichas, pero sí ponen en peligro a nuestro organismo. Elegir bien las horas de deporte es fundamental en esta época.
  • Por último, sumamos las picaduras a este listado de causas de lesiones.

Las lesiones más frecuentes en verano

A pesar de la realidad que suponen las lesiones en la época estival, desde Wellblein, tu clínica de fisioterapia en Madrid, seguimos animando a la práctica de cualquier actividad física, pero de una forma consecuente, controlada y racional. En caso contrario, la posibilidad de sufrir cualquier lesión músculo-esquelética es muy elevada.

Es cierto que, salvo accidentes de gravedad, las lesiones más frecuentes en verano  no suelen ser graves y tienen un período corto de recuperación.  

Entre las lesiones más frecuentes en verano enumeramos las siguientes: 

De columna vertebral y cervicales.

  • Generalmente provocadas por imprudencias en el agua. 

De articulaciones. 

Los sobreesfuerzos, la falta de calentamiento y estiramientos van a producir:

  • Tendinitis en las articulaciones 
    • Hombro: A causa de una mala práctica o abuso en la natación, en el voley-playa, etc..
    • Codo: La  falta de técnica, preparación y equipamiento en deportes de raqueta van a provocar epicondilitis y, en el caso, del golf provocarán epitrocleitis por hiperflexión del codo. 
    • Rodillas: Practicar running o fútbol playa sobre terrenos irregulares y duros así como movimientos repetitivos acaban originando tendinitis en las rodillas.

De los pies.

  • La fascitis plantar es causada por la práctica continuada de running y de senderismo cuando se desarrollan con una deficiente técnica en la pisada, por el uso de calzado inadecuado o por entornos con terrenos irregulares. Esta patología genera un dolor agudo en la planta del pie que se extiende hasta el talón.  
  • La metatarsalgia. Se trata de la inflamación del metatarso, situado en la parte inferior y delantera del pie, produciendo dolor y escozor. También es propio de pisar sobre terrenos irregulares; aunque el uso de calzado de verano (chanclas y sandalias) también puede provocarla.
  • El esguince de tobillo. Una vez más, la actividad física sobre superficies irregulares es la protagonista de este tipo de lesión. Las torceduras producidas por el  mal apoyo del pie y los gestos bruscos van a dañar los ligamentos. Jugar o correr descalzo sobre la arena es el mayor causante de esta dolencia.

Zona lumbar. 

  • Actividades como el ciclismo y el running, sin preparación ni técnica adecuadas, pueden causar lumbalgias. Esta dolencia es muy habitual en personas que normalmente no practican ninguna actividad física y sí lo realizan en esta época.

Quizás te interese leer: Rehabilitación fisioterapia: recuperación funcional

Consejos y recomendaciones 

En Wellblein, tenemos claro que la actividad física previene contra ciertas enfermedades y contra las lesiones.

Si a lo largo del año mantenemos el cuerpo en movimiento con no importa qué actividad física, al llegar el verano muchas de estas lesiones podrían evitarse.

Para evitar padecer una de las lesiones más frecuentes en verano, te ofrecemos los siguientes consejos:

  • En primer lugar, tener pleno conocimiento tanto del estado de salud que tenemos como de nuestras limitaciones físicas.
  • Preocuparse por conocer la técnica del deporte que se pretende practicar y ponderar si es acorde o no con nuestras posibilidades.
  • Asimismo, conocer los riesgos de la actividad física a practicar.
  • Estudiar las características del entorno. Profundidad, corrientes y tipo de fondo en el caso de ríos, lagos o mar. Senderos y puestos de auxilio en el caso de la montaña.
  • Equiparse de forma adecuada, usando las protecciones, ropa y calzado que exige la actividad.
  • Es esencial realizar ejercicios de estiramiento antes y después de cada sesión. Un buen calentamiento evitará lesiones.
  • Planificar la actividad física y realizarla de forma progresiva, es la mejor manera de adquirir la técnica correcta. Asimismo, evitar los sobreentrenamientos atendiendo a las señales que nos da el cuerpo.
  • La hidratación, la nutrición y el descanso son factores fundamentales para la práctica deportiva, máxime en épocas de altas temperaturas.
  • Usar protección solar para evitar quemaduras.
  • No realizar esfuerzos ni actividad física exigente en las horas de calor.

Quizás te interese leer: Mejorar físicamente gracias a tu fisio

Tratamiento de lesiones

Las lesiones no pueden dejarse que curen solas, ya que pueden causar una patología más grave.

La fisioterapia deportiva nos ayuda en la recuperación muscular y, con ello, a prevenir futuras lesiones.

Según la lesión, su naturaleza, gravedad y localización aplicaremos uno u otro tratamiento, con terapia y técnicas adaptadas a cada circunstancia.

Si padeces cualquier lesión o deseas evitarla ponte en contacto con Wellblein, tu clínica de fisioterapia en Madrid. Somos especialistas en fisioterapia y planificamos tu recuperación ya sea por lesión, por causa degenerativa o por necesidad postoperatoria.

Igualmente podemos asesorarte profesionalmente sobre cómo evitar las lesiones más frecuentes en verano y planificar contigo las actividades acordes a tu estado físico.

Y si pasas tus vacaciones en la ciudad, apúntate a Pilates y Yoga en nuestras instalaciones.

¡Disfruta del verano, cuida tu cuerpo!

Deja un comentario

Alcanza tu equilibrio físico
para un bienestar completo

Últimos Posts

Categorías

Suscríbete

Llámanos

Te llamamos