663 21 67 59

Atención al Cliente

Lun-Jue: 9:00 - 22:00
Viernes: 9:00 - 20:00

Cómo tratar las lesiones de pádel

El pádel es uno de los deportes que más ha crecido en los últimos años.

Es un deporte que parece fácil de practicar y con una  exigencia física moderada. Esto puede generar una falsa confianza que, al iniciar esta actividad, constituye el origen de bastantes lesiones de pádel.  De hecho, el pádel está en la sexta posición en el ranking de deportes con mayor número de lesiones.

Hay que diferenciar entre jugadores aficionados y ocasionales y profesionales. Los aficionados no suelen realizar ejercicios preventivos; mientras que los jugadores profesionales hacen sus entrenamientos con ejercicios de fisioterapia para prevenir lesiones y recuperarse en menor tiempo de las mismas. De esta manera, tras el fútbol, el pádel es el segundo deporte que requiere más rehabilitación.




Solicita tu sesión personalizada por vídeo conferencia
¡Desde casa, con tu fisioterapeuta en directo!

Sólo necesitas el espacio en casa para poder hacer la sesión y nosotros te guiamos para que puedas hacer un buen entrenamiento como si estuvieras en nuestro centro. Así podrás realizar, de manera regular, ejercicios de actividad física y control postural. ¡Pregúntanos por chat, teléfono o email y te informamos!



Las lesiones de pádel

Las lesiones específicas del pádel vienen determinadas según los movimientos que la actividad requiere. Es decir, cada tipo de golpeo exige al cuerpo una serie de posturas y movimientos que van a afectar a músculos y articulaciones concretos. Por lo tanto, cada golpe de pádel va a repercutir de forma diferente en nuestro cuerpo.

Tipos de lesiones

  • Lesiones de codo. La causa principal es el movimiento repetitivo del codo y la falta de técnica.
    • Epitrocleitis (codo de golfista). Producida por el sobreestiramiento de los músculos y la contracción rápida al flexionar el brazo para el golpeo de drive. 
    • Epicondilitis (codo de tenista). Lo produce la falta de fuerza en los músculos del antebrazo. Es una lesión del golpeo del revés que exige un movimiento hacia el exterior del brazo y del codo.
  • Lesiones de hombro. 
    • Tendinopatía de manguito rotador. Puede originar una  inflamación (tendinitis) o una degeneración de los tendones del hombro (tendinosis). Una de las causas es la falta de fuerza de los músculos del codo. Es una lesión típica de los golpes de volea o bandeja por la mayor exigencia de los músculos flexores y rotadores del hombro. 
  • Lesiones de muñeca. Debido a los excesos de flexión cubital y sobreesfuerzo de los extensores de la mano al agarrar la pala.
    • Tendinitis de la muñeca. La causa fundamental es la repetición de golpeos y por el uso de una empuñadura inadecuada o en mal estado, castigando los ligamentos, sobre todo el triangular. El golpeo del drive es más exigente para la muñeca.
  • Lesiones de brazo y mano.
    • Síndrome del pronador redondo. Producida por la compresión del nervio mediano en el antebrazo. 
    • Atrapamiento del túnel carpiano. La mayoría de estas lesiones se deben al no realizar estiramientos cuando se acaba de jugar.
  • Lesiones de tobillo y gemelos. Causadas por torceduras o malas pisadas.
    • Esguince de tobillo. Se produce al forzar los ligamentos (estirándolos o desgarrándolos) que son los que ayudan a estabilizar las articulaciones.
    • Rotura del tendón de Aquiles. Si se estira demasiado, el tendón que une los músculos de la pantorrilla con el hueso del talón puede romperse de forma parcial o total..
    • Rotura de gemelo interno. Una lesión muy común causada por la distensión o rotura muscular a causa de un deficiente calentamiento. La mayoría de las veces al iniciar un sprint impetuoso o intentar llegar a una pelota imposible, dando lugar a la contracción del gemelo.
  • Lesiones de espalda 
    • Lumbalgia. La zona lumbar es bastante exigida en movimientos de rotación, flexión, etc.. Estos movimientos hacen que la musculatura tenga demasiada tensión y afecte a esta zona.
    • Lesiones de columna. Los movimientos de giros, de frenada y de agacharse provocan pinzamientos de columna, protusiones discales o hernias. Los arqueos innecesarios en los remates de pelota potencian este tipo de lesiones.

Quizás te interese: Rehabilitación fisioterapia: recuperación funcional

Tratamiento de fisioterapia en pádel

En Wellblein, tu clínica deportiva en Madrid, somos especialistas en fisioterapia deportiva y en la recuperación funcional de todas las lesiones enumeradas anteriormente.

Como fisioterapeutas deportivos evaluaremos tu musculatura y tu flexibilidad. Aliviaremos las contracturas mediante ejercicios planificados y específicos para cada lesión. Realizaremos una evaluación clínica inicial y aplicaremos las técnicas precisas para fortalecer las estructuras más débiles de tu cuerpo.

Nuestros programas preventivos y de recuperación te prepararán para la práctica de cualquier actividad física.

Para las lesiones más frecuentes de pádel es imprescindible alcanzar una buena forma física:

  • Para las lesiones de rodillas y tobillos se hará un trabajo activo de fortalecimiento y control motor semejante al gesto deportivo, pasada la fase de terapia manual.
  • Para las lesiones de columna fortaleceremos los abdominales y músculos de la espalda con ejercicios preventivos para que efectúes con ellos los giros y no fuerces la columna. 

Queremos hacer hincapié que para evitar complicaciones contactes con el fisioterapeuta en cuanto tengas los primeros síntomas de una lesión. Tanto el tiempo como autocuidarse suele originar empeoramiento y convertir en crónicas lesiones que tienen soluciones fáciles.

Algunos consejos para evitar lesiones de pádel 

  • Equípate de forma adecuada, prestando especial atención a las zapatillas. Elige un calzado que otorgue buen agarre al suelo y proteja el pie. Unas zapatillas inadecuadas producirán lesiones de pie, gemelos, cadera y columna.
  • Elige una pala adecuada para tu nivel y, sobre todo, vigila siempre que la cinta de la empuñadura (overgrip) esté en perfecto estado. Esto te evitará, además de ampollas en las manos, un buen agarre para efectuar los golpes. 
  • Aunque no se precise de una extraordinaria condición física, no olvides nunca los dos pasos esenciales para cualquier deporte o actividad: el calentamiento previo y los estiramientos posteriores.
  • Sería muy recomendable combinar tu deporte favorito con otras actividades físicas como, por ejemplo, el Pilates. Esta actividad te ayudará a flexibilizar la musculatura y te aportará mayor control coordinativo en el gesto deportivo.

Quizás te interese: Mejorar físicamente gracias a tu fisio

Desde Wellblein, tu clínica deportiva en Madrid, te ofrecemos nuestra amplia experiencia profesional en fisioterapia y ponemos a tu disposición nuestras instalaciones para prevenir o recuperar tus lesiones. Asimismo, te invitamos a descubrir otras disciplinas deportivas donde aprenderás a controlar y conocer tu cuerpo, como Yoga o Pilates.

¡ Disfruta de tu deporte favorito ! ¡ Nosotros te cuidamos !

Deja un comentario

Alcanza tu equilibrio físico
para un bienestar completo

Últimos Posts

Categorías

Suscríbete

Llámanos

Te llamamos