663 21 67 59

Atención al Cliente

Lun-Jue: 9:00 - 22:00
Viernes: 9:00 - 20:00

Fisioterapia para el síndrome piramidal

En esta entrada hablamos de las causas, síntomas y tratamientos de un cuadro clínico tan complejo como es el síndrome piramidal.

Te presentaremos cómo enfocamos, desde nuestra clínica de fisioterapia en Madrid, Wellblein, el tratamiento fisioterapéutico de esta dolencia.

El músculo piramidal o piriforme nace en el sacro y se despliega lateralmente para asomar por el agujero ciático mayor. En su parte posterior alcanza al glúteo medio y en la parte inferior al músculo gémino. Finalmente remata en un tendón del fémur.

La función de este pequeño músculo es la rotación externa de la cadera, dando estabilidad a la articulación por su parte posterior y permite el movimiento del muslo hacia el exterior.




Solicita tu sesión personalizada por vídeo conferencia
¡Desde casa, con tu fisioterapeuta en directo!

Sólo necesitas el espacio en casa para poder hacer la sesión y nosotros te guiamos para que puedas hacer un buen entrenamiento como si estuvieras en nuestro centro. Así podrás realizar, de manera regular, ejercicios de actividad física y control postural. ¡Pregúntanos por chat, teléfono o email y te informamos!



Síndrome piramidal. Definición

Es una patología con sintomatología dolorosa y a veces invalidante, causada por la compresión del nervio ciático por contractura del piramidal. 

Se localiza en la salida de la pelvis del nervio ciático entre el gémino superior y el músculo piramidal. 

También se conoce como síndrome de glúteo profundo. Los síntomas que produce este síndrome son similares a los de la ciatalgia; de ahí que también reciba el nombre de falso ciático o pseudociática.

Los síntomas del síndrome piramidal 

Se trata de un síndrome generalmente doloroso, que suele afectar solamente a una parte del cuerpo aunque puede ocurrir en las dos. Por lo tanto,  el síntoma por excelencia es el dolor, pudiéndose localizar en:

  • Dolor punzante en la zona glútea hasta el muslo con puntos gatillo activos.
  • La cadera
  • Más raramente en la región lumbar
  • Los muslos
  • También en la pierna e, incluso, el pie.

El dolor, además, se acrecienta:

  • A la hora de sentarse y tras permanecer sentado de forma prolongada, provocando dolor y sensibilidad en el glúteo.
  • Al subir y bajar escaleras
  • Al intentar cruzar las piernas

Por otro lado, el dolor suele venir acompañado de:

  • Hormigueo y entumecimiento en el glúteo y en la parte posterior de la pierna.
  • Dolor en la parte inferior del cuerpo que, incluso, lo inhabilita para el normal movimiento.
  • Leve cojera

Pero, ¿qué causa el síndrome piramidal?

Hay que tener en cuenta que el músculo piramidal está prácticamente presente en todos los movimientos que realizamos de cadera para abajo.

Por ello,  la contracción o acortamiento del músculo piramidal puede producirse por:

  • Sobrecargas musculares por actividad física. 
    • No calentar bien o suficientemente
    • Un entrenamiento demasiado agresivo
    • No realizar estiramientos
    • Alta exigencia en el tren inferior
    • Levantar demasiado peso
    • No respetar los tiempos de descanso
  • Presión continua sobre nalgas o glúteos
    • Permanecer sentado durante demasiado tiempo y de forma repetitiva; sobre todo, en  el ámbito laboral.
  • Traumatismos que provocan reacciones inflamatorias
    • Caídas o golpes 
    • Bursitis
  • Alteraciones biológicas que hacen tensar el músculo:
    • Escoliosis
    • Valgo de rodilla
    • Deficiencias pélvicas 
    • Hiperlordosis 
    • Trastornos urinarios o ginecológicos
    • Secuelas de cirugías en caderas. 

Quizás te interese leer: Mejorar físicamente gracias a tu fisio

El diagnóstico del síndrome piramidal en Wellblein

En nuestra clínica de fisioterapia en Madrid practicaremos un estudio previo para conocer cómo repercuten los síntomas en la vida laboral y cotidiana del paciente. Procediendo de la siguiente forma:

  • Solicitud de informes médicos previos (si los hubiera)
  • Aconsejar un examen médico en casos de dudas sobre la causa que lo produjo.
  • Entrevista con el paciente.
  • Reconocimiento físico con pruebas físicas. 

Conforme a los datos consignados proponemos,primeramente, un tratamiento para el alivio de los dolores y a la recuperación de la movilidad.

Síndrome piramidal: Tratamientos.

El objetivo es la disminución del estado traumático mediante la prevención de aquellos movimientos que producen dolor.

El síndrome piramidal puede ser tratado tanto médicamente como a través de fisioterapia. También,  tras tratamiento médico,  se puede iniciar la rehabilitación a través de nuestros fisioterapeutas.

  • A nivel médico se podrá proceder:
    • Con relajantes musculares.
  • A nivel fisioterapéutico:
    • A través de masoterapia, con el objetivo de subsanar descompensaciones musculares en toda la zona: 
      • Para la liberación de la tensión muscular en el área afectada.
      • Masajes para eliminación de espasmos en músculos adyacentes, como rotadores y abductores de la cadera.
      • Reactivación de las articulaciones vinculadas al músculo.
      • Aplicación de la punción seca sobre los puntos gatillo miosfaciales.
  • A través de neurodinamia, para el desbloqueo del pinzamiento del nervio ciático.
  • A través de ejercicios.

Quizás te interese leer: Mejorar la condición física con control postural

Nuestros consejos

Insistimos en que la realización de una actividad física controlada constituye el mejor de los tratamientos y, por supuesto, la prevención en la ejecución de los mismos y en los quehaceres de la vida cotidiana.

Para ello, ofrecemos los siguientes consejos:

  • Calentamiento adecuado que disponga nuestra musculatura a un determinado esfuerzo, postura o movimiento.
  • Tras finalizar la actividad, dedicación del tiempo preciso para ofrecer a los músculos la posibilidad de recuperación con estiramientos suaves.
  • Evitar esfuerzos innecesarios y entrenamientos demasiado intensivos.
  • Desarrollo y práctica de un adecuado control postural.
  • Evitar la sedestación; es decir, mantenerse sentado durante mucho tiempo
  • Saber parar ante la aparición de molestias o dolores sospechosos.

Quizás te interese leer: Pilates terapéutico: Beneficios y aplicaciones

Tanto como si quieres recuperarte del síndrome piramidal como si quieres realizar actividades preventivas, en Wellblein, tu clínica de fisioterapia en Madrid, te ofrecemos no sólo una experiencia contrastada en recuperación funcional, sino que también te orientamos en otras disciplinas fundamentales para el dominio del control postural como Pilates o Yoga.

¡Pon tu cuerpo en nuestras manos!

Deja un comentario

Alcanza tu equilibrio físico
para un bienestar completo

Últimos Posts

Categorías

Suscríbete

Llámanos

Te llamamos