El control motor y el entrenador personal

  • Entrenamiento, Fitness
  • 23 enero 2020

El control motor

Podemos definir el control motor como la capacidad pero requiere de distintos procesos motores tanto cognitivos como sensoriales, según la naturaleza y la complejidad del movimiento. Actúa sobre el sistema nervioso central.

El movimiento del cuerpo nace en el cerebro.  Es el resultado de procesar la información del sistema nervioso central que nos va a permitir la coordinación necesaria de los movimientos para desplazarnos.

El control motor puede entenderse desde dos vertientes: una, la del mantenimiento de la postura y el equilibrio y, otra, la de la realización de un movimiento concreto.

Son numerosas las teorías en torno a cómo funcionan el cerebro y los sistema implicados en el movimiento: basándose en los reflejos (teoría refleja), en diferentes niveles cerebrales (jerárquica), en circuitos neuronales (programación motora), en interacción de sistemas, interacción de órganos (dinámica), etc.

El entrenador personal

Teniendo en cuenta las condiciones físicas y los objetivos de cada individuo, va  a recomendarnos una serie de ejercicios y a establecernos unos objetivos de forma personalizada. 

La recompensa del entrenamiento personal radica, precisamente, en el beneficio nacido del progreso en nuestro esfuerzo y en el reconocimiento a la atención personalizada.

Quizá te interese leer: Ventajas de contar con un entrenador personal

¿Y si unimos el entrenador personal y el control motor?

El restablecimiento de la condición física de la persona está asegurada a través de una planificación diseñada que va a contribuir a mejorar el estado de salud, activando las capacidades respiratorias y cardíacas. Se partirá de un examen inicial físico a partir del cuál se configurará el programa de entrenamiento y los objetivos que se quieran alcanzar.

El éxito de un plan de entrenamiento está en su eficacia; es decir, en la rentabilidad a la hora de evitar pérdidas de tiempo en ejercicios  ineficaces o inadecuados y, por supuesto, en la vigilancia del entrenador en la postura y la forma de ejecutar los ejercicios que evitará el riesgo de lesiones

Esta relación con el entrenador va a suponer, sin lugar a dudas, una sana vinculación que te generará confianza y motivación, fortalecerá tu nivel de disciplina  y aumentará tu autoestima.

Por último, engloba todo los aspectos: físicos, fisiológicos y  neuromotores; por lo que es de suma importancia confiar en alguien que conozca todas las estructuras neuronales y no neuronales que se relacionan con el movimiento y, aún más importante, identificar cuáles son las causas que impiden el funcionamiento normal de un movimiento  y proponer el tratamiento fisioterapéutico más apropiado..

La mediación de la fisioterapia

Es fundamental conocer cuál es la alteración que provoca una lesión en el movimiento voluntario y cuál es el elemento que ha fallado. Así, cuando se detecta hipertonía o espasticidad en la musculatura es que la neurona motora superior ha fallado o, si existe una lesión en el cerebelo, lo que nos fallará será el equilibrio y la coordinación.  

A través del entrenamiento del control motor podrás corregir, mejorar y/o desarrollar estos tipos de movimientos:

  • Voluntarios: que son los destinados a conseguir una meta. La práctica es fundamental para su recuperación. 
  • Automáticos: Aquellos que coordinan las propiedades de los reflejos y los movimientos voluntarios. 
  • Reflejos: Se trata de pautas motoras simples e involuntarias, que están subordinadas a la intensidad del estímulo que lo desencadena.

Algunas de las perturbaciones cuando existen lesiones del aparato locomotor y que, por consiguiente, perjudican el movimiento y su control puedes localizarla en:, 

  • La coordinación 
  • El tono y control muscular
  • La velocidad
  • Las contracciones
  • La fuerza 
  • El dolor
  • La elasticidad
  • Etc.

¿Qué métodos y técnicas aplicamos?

En Wellblein aplicamos métodos de reeducación del movimiento y del control motor en fisioterapia a través de diferentes técnicas neuromusculares, encaminadas a la corrección de la propiedad neuro-motora. El entrenamiento de las cualidades elementales de los músculos, como por ejemplo:

  • Combinaciones de distintas contracciones musculares.
  • Coordinación de la musculatura agonista-antagonista.
  • Inversión de antagonistas e inversiones dinámicas.
  • Iniciación rítmica y estiramientos, antes y después de la actividad.
  • Control del equilibrio.

Los 10 mandamientos del entrenador personal en la recuperación del control motor:

  1. Claridad: Te expondrá tu patología y el programa a seguir.
  2. Objetivos ajustados a tu problema y a tus características.
  3. Te otorgará responsabilidad, implicándote en el proceso.  
  4. Te mostrará la realización práctica de los ejercicios. 
  5. Te mantendrá continuamente motivado.
  6. Te exigirá repeticiones en los ejercicios más necesarios y deficitarios.
  7. Evaluará tu esfuerzo, tu rendimiento y tu mejoría.
  8. Hará que conozcas tu cuerpo y detectes las posibles alteraciones.
  9. Te enseñará control postural para evitar lesiones.
  10. Que ganes en confianza y autoestima

¡No lo dudes, en Wellblein ayudamos a tu cuerpo con todos y en todos los sentidos!

Quizá te interese leer: Beneficios de realizar ejercicio terapéutico

Deja un comentario

Llámanos

Te llamamos