Posiciones, descanso y estiramientos durante un viaje

//Posiciones, descanso y estiramientos durante un viaje

Un largo viaje puede hacer que acabes con la espalda muy cargada, si pasas muchas horas al volante en tus vacaciones no descansarás, los vuelos largos son una tortura para nuestro cuerpo… Todos esperamos con ansia las vacaciones, pero no podemos olvidar la posición corporal en los viajes. Si consigues mantener una buena posición y tienes un buen descanso durante un viaje, lo podrás disfrutar al máximo. Para ello, vamos a descubrir los mejores estiramientos durante un viaje para que tu cuerpo no sufra y no aparezca el dolor.

Tipos de estiramientos durante un viaje

Estiramientos durante un viaje por carretera

El tren nos ofrece un poco más de libertad que el autobús o incluso el coche, ya que nos podemos poner de pie y pasear por él, estirando las piernas y variando la posición. Sin embargo, en los viajes en coche pasamos mucho rato en la misma posición. Procura adoptar la posición más cómoda y natural en el asiento; aprovecharemos las paradas para bajar del bus y movernos un poco, andar, airearnos y dejar atrás la misma postura.

Podemos aprovechar también los descansos para estirar, pero la clave está en estirar en el propio asiento del autobús, tren o coche. Ejercicios tan simples como sentarnos con los pies planos en el suelo, en paralelo a las rodillas, y levantar los talones o la punta del pie nos permiten estirar las piernas. Otra opción es estirar las piernas hacia delante debajo del asiento, elevar un poco la pierna y rotar el tobillo en ambas direcciones, lo que nos ayuda a desentumecer y a relajar la musculatura.

Contraer los músculos es otra buena forma de ejercitarnos sin movernos mucho y molestar al resto de pasajeros, especialmente al que tenemos a nuestro lado. Puedes contraer todos los músculos, en especial abdominales y glúteos, lo que te ayudará a tonificar y desentumecer los músculos. Los movimientos de cuello suaves, hacia los lados y en dirección arriba-abajo, son ideales para las cervicales, que se cargan mucho en los viajes.

Ejercicios para vuelos de largo recorrido

La cosa cambia radicalmente con un desplazamiento  en avión, pero incluso si vuelas notarás grandes diferencias entre un vuelo corto, por ejemplo, a una ciudad europea y un vuelo de media o larga distancia a otro continente.

En los vuelos de largo recorrido, la circulación sanguínea se ralentiza y los músculos se tensan si no estiramos, ya que aumenta la retención de líquido en las piernas y la inmovilidad podría incluso favorecer la aparición de coágulos.

Ejercicios tan simples como elevar la rodilla y contraer unos segundos el muslo o hacer rotar los tobillos favorecen la circulación de la sangre en las piernas, mitigando el hinchazón, la rigidez o la sobrecarga. Otro ejercicio interesante es estirar las piernas con los pies planos y elevar el talón, manteniendo la posición unos segundos. Puedes repetir cada ejercicio unas 15 o 20 veces. Siempre que no haya turbulencias y no molestes a otros pasajeros, andar por el avión es una excelente forma de activar la circulación.

Las elevaciones de piernas y el movimiento circular o de apertura y cierre, también nos ayudan a llevar mejor este tipo de viajes. El cuello y los hombros, en especial si te has dormido en mala postura, también sufren. Por eso, mueve los hombros en círculo, arriba, adelante y atrás, o inclina la cabeza hacia delante doblando el cuello, incluso manteniendo la posición 30 segundos aproximadamente para que nos sirva  como estiramiento muscular.

La zona central del cuerpo, que es la pelvis, conecta las piernas con la columna lumbar. Es una zona por donde pasa el paquete vasculo-nervioso del nervio ciático y femoral que continua hacia las piernas y es importante evitar su compresión a través del movimiento. El movimiento principal es el de la báscula de pelvis con la anteversión y retroversión. Se trata de hacer crecer la columna poniéndola erguida o redondearla, y para ello usamos la báscula de pelvis. Es el movimiento de incorporarte hacia delante en el asiento y echar hacia atrás la espalda redonda. Con ello fomentas la capacidad circulatoria y la descongestión articular dorso-lumbar de la espalda, lo cual es un alivio.

En definitiva, los ejercicios y estiramientos que puedes hacer durante un viaje te ayudarán enormemente a mantenerte sano y cómodo. Si quieres saber de primera mano de un profesional cómo realizar estos ejercicios correctamente para evitar lesiones no dudes en contactar con Wellblein.

 

 

 

2019-07-16T13:43:47+00:00

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies