663 21 67 59

Atención al Cliente

Lun-Jue: 9:00 - 22:00
Viernes: 9:00 - 20:00

Cómo tratar un esguince de tobillo

Hoy traemos un tema bastante conocido y común. El esguince de tobillo constituye una de las lesiones más frecuentes no sólo en deportistas sino en la población en general.

En esta entrada te presentamos en qué consiste una lesión de esguince de tobillo, sus síntomas, los factores de riesgo, qué grados existen y su tratamiento. Los esguinces suelen provocar dolor, hematomas e inflamación, lo que genera disfunción y, según los casos, una eventual parálisis.



Solicita tu sesión personalizada por vídeo conferencia
¡Desde casa, con tu fisioterapeuta en directo!

Sólo necesitas el espacio en casa para poder hacer la sesión y nosotros te guiamos para que puedas hacer un buen entrenamiento como si estuvieras en nuestro centro. Así podrás realizar, de manera regular, ejercicios de actividad física y control postural. ¡Pregúntanos por chat, teléfono o email y te informamos!


¿Qué es un esguince de tobillo?

El esguince de tobillo es una lesión de los ligamentos que se produce bien por un estiramiento excesivo, por distensión o por torsión. La función de los ligamentos es la de estabilizar la articulación, controlando que los movimientos no produzcan desgaste articular.

La articulación del tobillo está formada  por la parte inferior de la tibia, el peroné y el astrágalo, rodeada de ligamentos que le otorgan estabilidad

El esguince de tobillo más común es el que afecta a los ligamentos es el de la torsión hacia afuera del pie; es decir, la parte externa del tobillo. Estos ligamentos son el  peroneo astragalino anterior y posterior y el peroneo calcáneo

Síntomas de padecer un esguince de tobillo

Los síntomas de un esguince de tobillo van a depender del grado de la lesión. Los más comunes son:

  • Dolor, sobre todo, cuando existe movimiento del pie
  • Restricción de movimiento e, incluso, inmovilidad
  • Sensibilidad extrema al tacto en el tobillo
  • Rigidez articular
  • Debilidad en la zona
  • Hematomas
  • Inflamación
  • Imposibilidad de mantener la postura de pie y caminar.

¿Qué puede producir un esguince de tobillo?

La zona articular puede verse afectada bien por una acción de tipo mecánico (exceso de apertura o cierre en la articulación, movimientos inesperados antinaturales o demasiados bruscos) o bien por acción de choque (golpes, caídas, etc). 

Son múltiples las causas que pueden originar un esguince de tobillo:

  • La forma física. Tanto la falta de calentamiento como de estiramientos, el sobrepeso, los entrenamientos deficientes de flexibilidad o fuerza o, simplemente, la ausencia de técnica son agravantes básicos para sufrir un esguince de tobillo. 
  • El deporte constituye uno de los mayores factores de riesgo, sobre todo aquéllos que exijan:
    • Saltos. El momento de la toma de tierra en una pisada inadecuada.
    • Los cambios bruscos de dirección favorecen también las torceduras.
    • En carreras y marchas prolongadas puede perderse la concentración a la hora de pisar. 
    • En contactos con balones, una disputa puede producir choque o pisotón del rival.
    • En gimnasia artística, el esguince puede aparecer tanto en los giros como en los remates de los movimientos.
    • Cualquier tipo de caída donde se vea involucrado el tobillo.
  • El terreno. Es otro de los elementos que aumentan el riesgo de producir un esguince de tobillo. Caminar o correr sobre superficies inestables, resbaladizas y con desigualdad de niveles pone en peligro la integridad de las articulaciones de los tobillos. 
  • El calzado. En el aspecto deportivo, el uso de zapatillas no adecuadas o no especializadas para la práctica de un deporte concreto. En el ámbito cotidiano, los calzados sin sujeción provocan inestabilidad del pie, así como el uso de zapatos con tacones altos en los que existen una menor superficie de pisada y, por lo tanto, mayor posibilidad de perder el equilibrio y generar un esguince de tobillo.
  • Reincidencia. Una persona que ha sufrido un esguince de tobillo es más propenso a repetir la lesión. Un tratamiento inadecuado o una rehabilitación deficiente puede provocar que se dañe el nervio y que los músculos y ligamentos queden debilitados; aumentando con ello el riesgo de repetición de la misma lesión.   En este caso, pueden presentarse algunas complicaciones:
    • Inestabilidad crónica de la articulación
    • Atrapamientos que provocan mermas en la movilidad y dolor crónico
    • Lesión osteocondral que genera una degeneración articular que puede acabar en artrosis; está provocada por fallos en el cartílago articular y en el hueso subcondral). 

Quizás también te interese leer: Rehabilitación fisioterapia: recuperación funcional

Los grados de esguinces de tobillo: 

Las lesiones  de esguince de tobillo se clasifican, según su gravedad, en los siguientes grados: 

  • Grado I:
    • Categoría leve
    • Estiramiento de ligamentos
    • No existe desgarro o es muy pequeño
    • No pérdida de la movilidad
    • Zona dolorida con posibilidad de hematoma e inflamación
  • Grado II:
    • Categoría media
    • Desgarro parcial de ligamentos
    • Pérdida reducida de movilidad
    • Dolor en la posición de pie 
    • Mayores síntomas de dolor e inflamación
  • Grado III:
    • Categoría grave
    • Rotura de ligamentos
    • Pérdida de movilidad 
    • Imposibilidad de soportar la postura de pie
    • Dolor intenso, inflamación y hematoma
    • Tratamiento posible de cirugía

Diagnóstico y tratamientos del esguince de tobillo

En Wellblein, tu clínica deportiva y de fisioterapia en Madrid evaluaremos la lesión de tu esguince de tobillo en razón a los síntomas y a la causa que la provocó, a fin de determinar el  tratamiento más adecuado.

Una correcta evaluación, conocer el mecanismo lesional y el estado de reparación del tejido va a ayudar mucho a hacer un tratamiento adecuado y conllevará a una buena recuperación.

Tanto la duración como el tratamiento del esguince de tobillo van a depender del grado con el que se diagnostique la lesión.

Tipos de tratamiento

  • Quirúrgico 
    • Ya hemos dicho que la cirugía se reserva para los esguinces de tobillo de grado III, siempre que tras una rehabilitación de tres meses no exista mejoría. 
  • Básico
    • Para esguinces de grado I.
    • Reposo de varios días con el pie elevado.
    • Aplicación de vendajes compresivos funcionales. 
    • Aplicación de frío para reducir la inflamación.
    • Sesiones de fisioterapia.
  • Inmovilizaciones
    • Para esguinces de tobillo de grado III, el uso de férulas inmovilizadoras para lesiones de rotura de ligamentos. 
  • Fisioterapia 
    • En Wellblein, tu clínica de fisioterapia en Madrid, temporalizamos la aplicación de diferentes técnicas en función del grado de la lesión y de su progreso.
    • Entre las técnicas fisioterapéuticas que utilizaremos de cara a recuperar la movilidad articular y la funcionalidad muscular destacamos:
      • Masoterapia
        • Aliviar síntomas de dolor
        • Rebajar la inflamación
      • Reactivación articular y nerviosa.  
        • Corregir el debilitamiento muscular a través de movilizaciones articulares.
        • Análisis de la flaqueza muscular con pruebas de fuerza. 
        • Readaptación muscular. 
      • Ejercicios de propiocepción.
        • Consiste en una práctica de entrenamiento neuromuscular donde se fomenta coordinación y equilibrio para que el paciente adquiera conciencia de sus movimientos, controlando la postura

Quizás también te interese leer: Mejorar físicamente gracias a tu fisio

Consejos de prevención 

  • Antes de cualquier práctica deportiva, realizar ejercicios de calentamiento, estiramiento y equilibrio.
  • Trabaja con fisioterapia para controlar todos los movimientos del tobillo en coordinación con el resto del cuerpo.
  • Uso de calzado adecuado.
  • Prestar atención a los terrenos con excesivas irregularidades.
  • Respeta los descansos, evitando el sobreesfuerzo.
  • Prepárate en la técnica correcta antes de iniciar un deporte que no dominas.
  • Si ya has sufrido una lesión, la fisioterapia es el mejor tratamiento para tu recuperación y la vuelta al deporte o a la vida cotidiana.

Desde Wellblein, tu clínica deportiva y de fisioterapia en Madrid, te animamos a que realices cualquier práctica deportiva.

Si tienes dudas sobre este tema o cualquier otro no dudes en contactar con nosotros.

Ahora que conoces un poco más los peligros de no tratar adecuadamente una lesión de esguince de tobillo, te invitamos a visitar nuestra clínica donde te informaremos de lo que precises y descubrir otras actividades como Yoga o Pilates.

¡ Haz deporte de forma inteligente !

Deja un comentario

Alcanza tu equilibrio físico
para un bienestar completo

Últimos Posts

Categorías

Suscríbete

Llámanos

Te llamamos