Ejercicios de preparación al parto

//Ejercicios de preparación al parto

Ejercicios preparto 

ejercicios preparto

Dar a luz a un hijo constituye uno de los momentos más importantes en la vida. ¿Te sientes preparada para ello? En este artículo te damos claves para hacer ejercicios de preparación al parto.

Una buena preparación facilita el trabajo del cuerpo durante parto, porque no sólo te ayudará en tu  recuperación y atención a tu bebé, mediante tu mejor condición física, sino que también te ayudará a reconocer cuáles son los síntomas durante el embarazo, las contracciones, el control de los dolores e, incluso, el control de la ansiedad. 

Desde Wellblein, donde impartimos clases de preparación al parto en Madrid, queremos ofrecerte tranquilidad e informarte sobre todo lo que necesitas saber sobre la preparación física previa y el proceso del nacimiento de tu hijo, con el objetivo de ayudarte a controlar tu cuerpo.

¿Por qué acudir a clases de preparación al parto?

Fundamentalmente, te ayudarán a comprender la naturalidad de esta experiencia, venciendo los miedos y controlando las reacciones físicas y emocionales que se presenten y, por supuesto, prepararte para el ejercicio físico que supone la recta final de la gestación y el nacimiento del bebé.

En definitiva, te preparamos para que vivas el embarazo y el momento del parto consciente de todo lo que te puedes encontrar, y sepas afrontarlo con la tranquilidad necesaria para controlar todos los aspectos del que, posiblemente, vaya a ser el instante más intenso de tu vida.

¿Qué son las clases de preparación al parto?

Si has pensado que estos cursos evitarán los dolores del parto, ya te decimos que esa idea es engañosa y errónea. No suele haber parto sin dolor que no incluya  un elemento anestésico. Tenemos que advertirte que los objetivos de las clases de preparación al parto tienen que ver con mitigar y aliviar el dolor cuando se produce y   ayudar a preparar tanto tu cuerpo como tu mente para hacer frente a la gesta que suponen la gestación y el nacimiento de un bebé.

¿Qué aspectos se trabajan en las clases de preparación al parto?

Las clases se tratan desde dos vertientes: teóricas y prácticas, desarrollando todos los aspectos relativos a tu nueva situación.

A  nivel teórico.

  • Información sobre el desarrollo del feto y las señales que éste manda a la madre desde el útero.
  • Saber identificar cuándo se acerca el momento del parto y cómo actuar.
  • Entender en qué consiste la preparación física y los benficios que te puede proporcionar.
  • Aprender y despejar las dudas sobre diferentes cuestiones en las fases del embarazo: el parto, el puerperio y el cuidado del bebé.
  • Prepararte físicamente para la lactancia.
  • Enseñarte los distintos músculos que se pueden trabajar y para qué sirve su entrenamiento

A  nivel práctico.

  • Enseñar diferentes técnicas de respiración y relajación que ayudarán a minorar tanto el estrés como el propio dolor.
  • Realizar actividades físicas como la gimnasia prenatal y las medidas posturales.
  • Entrenar el trabajo sobre el suelo pélvico y resto del cuerpo y su coordinación con la respiración

A  nivel general. 

  • Concienciar a la persona embarazada sobre la importancia de tomar decisiones en relación a su circunstancia  y a responsabilizarse de su propia salud. 
  • Instruir sobre la adquisición de nuevas actitudes ante hábitos inapropiados y pocos saludables para su estado  y cambiarlos por otros más adecuados y saludables.

¡Practiquemos algunos ejercicios !

Uno de los sistemas más utilizados en la preparación del parto y que podrás descubrir en nuestra clínica de fisioterapia en Madrid son los conocidos como “ejercicios de Kegel”.

El fundamento de estos ejercicios es dar a luz evitando o minimizando el uso de la cirugía en el parto (episiotomía). Para ello, se propone mejorar la elasticidad de la estructura muscular de la zona pélvica (periné) a través de una serie de ejercicios y de masajes perineales. 

Se trata, pues, de educar al músculo dotándolo de elasticidad y fuerza, con el objetivo de conseguir el parto natural, además de mejorar la incontinencia urinaria tanto en el embarazo como en el posparto.

Suelen empezar a practicarse durante el segundo trimestre del embarazo y, de media, tres veces por semana, tres veces al día y en series de ocho contracciones de entre cinco y seis segundos cada una. Todo esto dependerá del estado de cada embarazada para poder determinar la conveniencia de realizar más o menos ejercicios y la dosis concretar según sus posibilidades. En el posparto, también puedes practicarlos después de la revisión del Ginecólogo. Respecto a esto, te invitamos a leer: Recuperación postparto con pilates, hipopresivos y ejercicios de Kegel 

¿En qué consisten estos ejercicios de preparación al parto?

Siempre te recomendamos que los realices con un fisioterapeuta que pueda guiarte, y saber cómo hacerlos después en casa: 

  • Sentada en el suelo, con la espalda en una postura natural, debes contraer la zona perineal; es decir, imagínate que tienes ganas de orinar y decides posponerlo, cerrando los esfínteres. Estas contracciones no deben realizarse de forma brusca, sino de manera leve y moderada.
  • Aunque parezca sencillo, no todas las mujeres consiguen realizarlo de forma correcta. Una técnica que podrá ayudarte a saber si lo estás haciendo bien, consiste en colocar los dedos índice y corazón sobre los huesos situados a ambos lados del pubis y contraer la zona perineal. Si notas una pequeña tensión en tus dedos vas por buen camino; por el contrario, si notas una sensación de empuje  o la zona baja de tu abdomen se abomba, deberías asistir a cualquier clínica de fisioterapia en Madrid para que te enseñen a practicarla. 
  • Si se trata de segundos o más embarazos o si se ha sufrido una episiotomía es recomendable que acudas directamente a un fisioterapeuta, ya que tu zona pélvica puede estar más debilitada y necesitarás la ayuda de un profesional para que las contracciones sean efectivas.

Para saber más 

Si estás interesada en profundizar en teorías sobre planificación del parto, te remitimos al método Bradley y a la técnica Lamaze, donde podrás descubrir que cualquier curso de preparación al parto, hoy día, incluye actividades y ejercicios que ambos proponían en sus postulados.

Consejos sobre las clases de preparación al parto en Madrid.

  • Lo recomendable sería iniciar las sesiones en el primer trimestre del embarazo una vez que el Ginecólogo te de el visto bueno para hacer ejercicio de control postural del que hablamos y recuperarlo tras el nacimiento del bebé y después de tu primera revisión ginecológica; tan importante es la preparación como la recuperación.
  • Asegúrate que sea siempre un profesional quien te atienda. En Wellblein siempre estarás bien atendida con fisioterapeutas especializados.
  • Examina el lugar donde realizarás los ejercicios. Asegúrate de que sea espacioso, con buena ventilación y otros elementos como, por ejemplo, la existencia de espejos y equipos médicos.

¡Recuerda!: el objetivo de los ejercicios físicos no es otro que el de procurar un parto natural y lo más ágil y llevadero posible, controlando los dolores a través de las actividades específicas de relajación y respiración.

En Wellblein, tu clínica de fisioterapia en Madrid, miramos por tu bienestar.

¡Consúltanos sin compromiso!

2019-10-28T12:38:56+01:00

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies