Los efectos de los problemas posturales en niños

  • Fisioterapia, Pilates
  • 20 noviembre 2019
Problemas posturales en niños

Problemas posturales en niños en edad escolar

¿Sabías que los problemas posturales en niños en la columna vertebral provienen, en un alto porcentaje, de los malos hábitos posturales durante la edad escolar

En estas edades la postura padece bastantes variaciones debido a los cambios en el crecimiento, ya que provocan desequilibrios del sistema óseo y muscular. Son muchas las causas que intervienen en las posturas que adoptamos cuando somos niños, que van desde las actividades físicas a desórdenes psicológicos, originados por cuestiones tanto emocionales como socioculturales. 

Centrándonos en la etapa escolar son tres los elementos que básicamente inciden en la adquisición de malos hábitos posturales: por un lado, la carga de peso en mochilas; por otro, la carencia de mobiliario ergonómico adaptado y, por último, el sobrepeso por la inactividad física y una mala alimentación, que obligan al niño a adoptar posturas insanas que terminarán causando lesiones y problemas de movilidad. 

Además de esto, podríamos citar otros problemas que provocan posturas incorrectas:

  • Los congénitos 
  • Los producidos durante el crecimiento
  • Los patológicos (defectos de visión, audición,..)

La tecnología está fomentando el sedentarismo, lo que añadido a la ausencia de actividad física, provoca la adopción de malos hábitos posturales que se están generando en edades cada vez más temprana.

¿Por qué aparecen?

Cuando la columna vertebral sufre desequilibrios y alteraciones en su funcionamiento, el soporte osteomuscular que permite el movimiento normal del cuerpo se desequilibra y se adoptan posturas incorrectas que, posiblemente, acaben en lesiones.

¿Qué tipo de lesiones provocan los malos hábitos posturales?

Son muchas y afectan a todas las partes del cuerpo: cabeza, cuello, hombros, columna, pelvis, rodilla, tobillo y antepié.

Cualquier desajuste de la estructura que mantiene nuestro equilibrio postural podría provocar un efecto dominó en el cuerpo; aparte de la disminución de la movilidad de la columna vertebral y el tronco, pueden presentarse también problemas en los tobillos (en la articulación de la tibia y los huesos del tarso); en la rodilla (hiperextensión); en la pelvis (inclinada para el frente); en la propia columna (jorobas y desviaciones), así como disfunciones en  la articulación temporomaxilar. 

¿Cómo solucionar problemas posturales en niños?

En su corrección debe implicarse todo lo que rodea al niño; desde la familia a los médicos y, por supuesto, la escuela.

No sólo se hace necesario estar atento a estos problemas sino que hay que planificar programas de rehabilitación dirigidos a subsanar estos desequilibrios musculoesqueléticos para evitar empeoramientos en la etapa adulta.

La solución se encuentra en el ejercicio físico, pero no en cualquier actividad; es decir, cada problema postural debe ser tratado con ejercicios específicos. La fisioterapia y el método Pilates ofrecen un extraordinario campo de corrección postural, estableciendo una terapia física en base a los siguientes aspectos:

  • Conservar las tres curvas fisiológicas de la columna vertebral (cervical, dorsal y lumbar) en su posición neutra; de esta manera las estructuras pasivas no sufrirán.  
  • Mantener la integridad motriz que proporciona la columna (rotación, extensión, flexión e inflexión) con ejercicios suaves y progresivos, sin forzar la nuca.

Quizá te interese leer: ¿Qué importancia tiene la fisioterapia infantil?

¿Cómo plantear los ejercicios?

Cualquier intervención en este sentido debe ejecutarse por fisioterapeutas que tengan un alto conocimiento práctico, en base a:  

  • Una toma de conciencia de la realidad postural individual.
  • Un aprendizaje y puesta en práctica de actividades y ejercicios específicos e individualizados orientados a la salud postural.

Para un correcto hábito de higiene postural, los profesionales de Wellblein, tenemos en cuenta otros aspectos de vital importancia para la realización de los ejercicios; máxime, tratándose de niños:

  • En primer lugar, la conciencia y el respeto a las limitaciones físicas.
  • La consideración de la diversidad teniendo en cuenta las diferencias individuales.
  • Basar la terapia de los individuos bajo la contemplación de un proceso gradual.
  • La promoción de ejercicios tanto de fuerza como de flexibilidad.

Los ejercicios a realizar van a depender de la alteración que se sufra y son muy variados que, por su complejidad y extensión, no trataremos en esta entrada.  Básicamente están orientados a:

  • Recuperación funcional
    • Ejercicios de desarrollo propioceptivo
    • Ejercicios de movilidad escapulo-humeral (rotación de hombros)
    • Ejercicios de movilidad pélvica: anteversión y retroversión 
  • Fortalecimiento
    • Flexión de tronco 
    • Retroversión pélvica
    • Extensión coxofemoral y elevación escapulo-humeral contraleral. 

Ejercicios de extensibilidad.

  • Región cervical
    • Ejercicio de extensibilidad de la musculatura extensora y flexora cervical
  • Región torácico-escapular 
    • Ejercicio de extensibilidad de la musculatura pectoral
    • Ejercicio de movilidad escapulo-humeral: elevación axial de brazos.
  • Región lumbo-pélvica
    • Ejercicio de extensibilidad de la Musculatura Lumbar  
    • Ejercicio de extensibilidad Isquiosural
    • Ejercicio de extensibilidad del Cuádriceps 
    • Ejercicio de extensibilidad del tensor de la Musculatura Abductora

Recuerda:  La actividad física oxigena y nutre los tejidos musculoesqueléticos. La inactividad está estrechamente relacionada con la pérdida de masa ósea (osteopenia, osteoporosis) debido a la merma de calcio en los huesos ante la ausencia de actividad física que mineraliza los mismos.

Pon tus hijos en buenas manos.

En tu clínica de fisioterapia en Madrid Wellblein sabremos corregir sus malos hábitos posturales y disfrutarán con las sesiones de fisioterapia y pilates.

Quizá te interese leer: Cuídate a diario: El control postural en el trabajo

Deja un comentario

Llámanos

Te llamamos